Encuentran muerto al universitario Hugo Leonardo Avendaño

0
PUBLICIDAD

Diácono de 29 años y graduado de una maestría en la Universidad Intercontinental, fue hallado muerto en su auto luego de que el martes desapareció

El universitario y diácono Hugo Leonardo Avendaño Chávez, de 29 años de edad, fue encontrado muerto por estrangulamiento en un predio de Tlalpan, un día después de haber sido reportada su desaparición.

Su cuerpo fue encontrado, con signos de violencia, en la parte trasera del auto que conducía, una Chevrolet Trax gris.

PUBLICIDAD

De acuerdo con la carpeta de investigación FCIH/1/UI-1/C/D/108/06-2019, abierta en la la Fiscalía Especializada para la Búsqueda, Localización e Investigación de Personas Desaparecidas (Fipede), la víctima fue encontrada el miércoles pasado en las inmediaciones del camino a La Marina, de la colonia Héroes de 1910.

Ayer por la tarde se instaló el gabinete de seguridad permanente en el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano, C5.

Ahí, Ernestina Godoy, procuradora general de Justicia, dijo que el hermano de Leonardo fue quien lo reconoció.

La procuradora detalló que el joven fue visto por última vez el martes 11 de junio y que nunca hubo una solicitud de pago de rescate.

“Podemos dar algunas afirmaciones contundentes: no fue secuestro y empezamos a tener unas primeras líneas de investigación”.

Godoy agregó que no habrá impunidad y que no dejará su cargo.

“No voy a renunciar, voy a investigar y voy a dar resultados a la ciudadanía, y lo vamos a hacer de manera responsable, no vamos a fabricar culpables”, sentenció.

 

“Está al lado de Dios”

“Tenía la vocación de ser sacerdote y una gran capacidad para comunicar la palabra de Dios”, dijo a Excélsior Christopher, quien fue compañero de Hugo Leonardo Avendaño Chávez en la licenciatura en Filosofía, en la Universidad Intercontinental.

“(Fue) un gran compañero, cuando alguien tenía problemas académicos siempre lo apoyaba con una sonrisa”, señaló.

“Estaba muy dedicado a sus estudios y tenía la vocación de ser sacerdote. Ya estaba en el proceso para entrar al seminario”.

Leonardo ya se desempeñaba como diácono en la parroquia de Cristo Salvador, en la alcaldía de Miguel Hidalgo.

“Agradezco a Dios por su vida y sé que ahora él está al lado de Dios”, concluyó su amigo Christian.

Excélsior

ESTRENA CASA

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre