Capturan en Rusia a oso polar hambriento que buscaba comida en la basura

0
351

Se alejó más de 800 kilómetros de su hábitat; será enviado a un zoológico en Krasnoyarsk, Siberia

Las imágenes del animal exhausto se popularizaron en las redes sociales.

Se trata de una hembra de un año de edad que pesa casi 200 kilogramos, dijo Alexandre Korobkin, un responsable local del Ministerio de Ecología.

Un oso polar hambriento fue localizado en las afueras de la ciudad industrial de Norilsk, en el Ártico Ruso, cuando estaba buscando comida entre la basura, a más de 800 kilómetros de su hábitat tradicional. Foto AFP

El oso fue visto por primera vez el domingo por la noche en la zona industrial de Talmaj, en el noreste de Norilsk. Foto Reuters

Las incursiones de oso polares que buscan comida son cada vez más frecuentes en el norte de Rusia, a medida que su hábitat y su alimentación se deterioran como consecuencia del cambio climático y del deshielo. Foto Reuters

Sin embargo, es poco frecuente que un oso polar llegue hasta Norilsk, a centenares de kilómetros de la banquisa. Foto AFP

En Rusia los osos polares están reconocidos como una especie en peligro de extinción y está prohibida su caza. Foto AFP

En febrero, los habitantes del archipiélago ártico de Nueva Zembla vivieron una invasión de decenas de osos polares agresivos que buscaban comida. Foto Reuters / Foto Reuters

Después de los exámenes veterinarios iniciales, se espera que la osa sea enviada el viernes a un zoológico en Krasnoyarsk, Siberia, a varios miles de kilómetros al sur de Norilsk, donde está siendo cuidada.

Según las autoridades, su estado de salud no permite liberarla de momento en su medio salvaje.

Las incursiones de osos polares son cada vez más frecuentes en el norte de Rusia, ya que su hábitat y su alimentación se ven degradados por el cambio climático y el derretimiento del hielo.

De todos modos, es raro que los habitantes de Norilsk lleguen a ver osos polares, una especie declarada en peligro y cuya caza está prohibida en Rusia.

En febrero, los residentes del archipiélago ártico ruso de Nueva Zembla se enfrentaron a una invasión de docenas de osos polares agresivos en busca de alimentos, lo que obligó a las autoridades a declarar el estado de emergencia hasta que los animales se marcharon unos diez días después.

Las imágenes de los osos entrando por las escaleras de los edificios de apartamentos dieron la vuelta al mundo, pero es un fenómeno que probablemente se repetirá con el aumento de la presencia humana, especialmente militar, en una región con un valor estratégico para Moscú.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre