La adolescente de 15 años de edad, denunció a un familiar por haberla agredido sexualmente, días después cayó en depresión.

La adolescente sufrio depresión luego de ser agredida sexualmente.

Julieta, una menor de 15 años, murió esperando que el hombre que la violó fuera detenido.

La adolescente entró en depresión luego de contarle a sus familiares lo que le había sucedido al ser atacada sexualmente por uno de sus tíos.

Su padre y su hermana fueron quienes la acompañaron a levantar una denuncia en mayo pasado. La querella fue presentada ante la Fiscalía de Delitos Sexuales de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y quedó asentada en la Carpeta de Investigación CI-FDS/FDS-6/UIFDS-603/670/0-2019.

Luego, observaron que la menor no quería comer ni ir a la escuela, no dormía y lloraba, por lo que inició un tratamiento psicológico y psiquiátrico en el Hospital Fray Bernardino.

Cuando el padre preguntaba por los avances del caso sólo recibía como respuesta “estamos trabajando”, pero el tiempo pasó.

Hace unos días, Julieta fue encontrada inconsciente con un lazo alrededor del cuello, por lo que paramédicos llegaron al lugar a darle los primeros auxilios, sin embargo, la joven ya no presentaba signos vitales.

Su padre preguntó nuevamente sobre la investigación, sin embargo le dieron la misma respuesta: el caso “continúa integrándose, pendiente de resolución”.

VÍA EXCELSIOR

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre