Veytia, de 49 años, fue jefe de la policía en el estado de Nayarit, en la costa del Pacífico. Las autoridades afirman que fue comprado por un violento cartel de drogas mientras traficaba cocaína, heroína y metanfetamina a Estados Unidos desde 2013 hasta su arresto en 2017.

Veytia declaró ante el juez de sentencia este jueves que cometió un error al aceptar sobornos a cambio de utilizar escuchas telefónicas y otras herramientas de aplicación de la ley para proteger el cartel de la droga. El exfiscal mexicano cuenta con doble ciudadanía estadunidense-mexicana, debido a que vivió un tiempo en San Diego.

Veytia admitió durante su juicio que hizo arreglos para evitar el arresto de los narcotraficantes o para que fueran liberados de custodia. No detalló a qué organizaciones respaldaba, pero se cree que el cártel de Sinaloa, del capo mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, haya sido una de ellas.

VIA FORBES MÉXICO

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre