El pasado jueves 17 de octubre las principales calles de Culiacán se convirtieron en un campo de guerra tras la captura del hijo del ex líder del Cártel de Sinaloa, Jaquín Guzmán Loera “El Chapo”.

Se trata de Ovidio Guzmán, quien se encontraba en Culiacán y según informan autoridades mexicanas tras un recorrido de vigilancia se logró su detención.

En menos de quince minutos, la seguridad y el clan de los Guzmán se hizo presente en las calles para “liberar al patrón”, según se decía en audios que comenzaron a circular.

El enfrentamiento fue entre miembros del Cártel de Sinaloa y elementos del Ejército Mexicano, la Guardia Nacional y policías Estatales y demás corporaciones.

Tras varios minutos de terror, el saldo que dejó la balacera en Culiacán fue preocupante, pero según expertos si no se hubiera detenido el resultado fuera otro.

Entre los muertos se encuentra un elemento de la Guardia Nacional originario de Veracruz, así fue como lo dio a conocer Grupo Fórmula, medio que además ventiló la desgarradora carta que su novia (del militar caído) le dedicó a los minutos de que su cuerpo regresó a su casa en un ataúd.

El militar de 26 años que perdió la vida cumpliendo con su deber, incluso trascendió que junto con su novia tenían planes de abrir un negocio juntos:

“Me prometiste que siempre estaríamos juntos, que nada ni nadie nos separaría, y que a pesar de las tantas peleas me amabas con el corazón. Me prometiste esperarme cuando terminara de estudiar para empezar nuestra vida juntos, teníamos tantos proyectos juntos y el que más nos daba ilusión, además de formar una familia era tener nuestro propio negocio donde daríamos empleos a muchas personas”, dice la carta.

Prometiste pasar Navidad y Año Nuevo a mi lado, me prometiste que estando en tu trabajo nada te pasaría porque sabías cuidarte muy bien.

“Me prometiste que te saldrías de trabajar de ahí y le echarías ganas a la vida en un trabajo común para poder pasar a mi lado mucho más tiempo y si teníamos una familia para poder ver crecer a nuestros hijos”, agrega la carta.

Por último la joven escribe, “Este no es un adiós por siempre sino un hasta luego porque el día que yo me vaya nos volveremos a encontrar y estaremos juntos como lo prometimos… Te amo”.

Con información de El Debate

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre