Por Alejandra Reyes

La Unión de vinos y licores de Tehuacán que representa Alberto Olmos, aseguró que los bares, cantinas y antros establecidos, no son generadores de violencia o delincuencia en la ciudad, ya que argumentó que este tipo de hechos se dan a plena luz del día y en todos lados, además de que señaló que los establecimientos formales tienen medidas de seguridad para evitar incidentes su interior.

En este sentido dijo que por el momento no han requerido de la intervención de la corporaciones policiales, pues la seguridad privada con la que cuenta cada establecimiento es “suficiente”, además de los protocolos que han implementado como cámaras de vigilancia y revisiones para evitar que se registren problemas, pues explicó que al ingresar cada cliente se hace revisiones para evitar entren ya alcoholizados, armados, o con sustancias nocivas.

Así mismo defendió los lugares nocturnos de esparcimiento, no tienen que ver con la inseguridad que se vive a las afueras de estos, reiterando que la inseguridad impera en los diferentes puntos de la ciudad, por lo que consideró que Seguridad Pública debería implementar mejores estrategias para hacer frente a la delincuencia que se vive.

Por último no descartó que dichas situaciones delictivas o problemas puedan generarse en centros nocturnos irregulares, los cuales se encuentran principalmente en la periferia del municipio, aunque dijo que dicha situación compete a normatividad comercial.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre