Estudios de ADN retrasaron que los restos pudieran ser reclamados por los deudos

TEHUACÁN, Pue- A días de cumplirse un mes de su fallecimiento, finalmente el cuerpo de Armando N fue entregado a sus familiares; este joven estudiante de la Universidad Tecnológica de Tehuacán (UTT) fue encontrado el pasado 25 de septiembre sin vida y decapitado en los límites de Altepexi y Chilac.

Debido a que su cabeza no fue localizada, se realizaron estudios de ADN que atrasaron la entrega.

Ayer por la tarde las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE), entregaron el cuerpo de Armando a sus familiares, luego de que fuera trasladado a la Dirección de Servicios Periciales en la ciudad de Puebla, donde fue sometido a estudios de ADN, ya que para las autoridades la identificación de un cuerpo, sin la cabeza, no confirmaba plenamente la identidad de la persona.

Aunque para la familia, no había duda de que se trataba del estudiante del cuarto semestre de la carrera de Procesos Industriales, tuvieron que esperar varias semanas para darle cristiana sepultura, a pesar de que aun la cabeza no fue entregada, ayer por la noche el cuerpo fue velado y esta tarde será sepultado.

De manera discreta familiares esperan que las autoridades estatales, hagan las investigaciones necesarias para dar con el o los responsables de la muerte de Armando; cabe mencionar que la muerte de este joven fue relacionada a la venta de sustancias ilícitas, siendo ese el motivo de las huellas de tortura, disparos y la decapitación, para posteriormente embolsarlo y abandonarlo por parte de sus verdugos.

EL SOL DE PUEBLA

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre