Por Alejandra Reyes

El robo de ganado en la región de Tehuacán continúan dañando a pequeños y grandes productores de las juntas auxiliares, derivado a que no se han implementado los protocolos adecuados para comprobar la procedencia y pertenencia de los animales, aunado a que no se ha logrado la regularización de rastros clandestinos.

Lo anterior lo señaló Eusébio Olmedo director de Desarrollo Rural del municipio, quien informó que la situación se ha agravado en los últimos meses en la misma medida para todas las juntas auxiliares, sobre todo Magdalena Cuayucatepec, San Cristóbal Tepeteopan, San Pablo Tepetzingo, Santa Cruz Acapa, Coapan y San Lorenzo que son las que producen en mayor cantidad.

Así mismo dijo es el ganado ovino y caprino el mayor afectado, pues los ladrones van en lo general por ganado de engorda de este tipo, y aunque no todos los delitos se denuncian durante el último mes se dió un robo de cerca de 80 cabezas.

En este sentido reiteró que las medidas para los introductores en los rastros deben ser más rígidas, pues es la falta de restricciones es lo que impide detectar si el ganado es hurtado, aunado a que mucho de las cabezas de abigeato son sacrificadas en mataderos clandestinos y posteriormente la carne es distribuida en la región.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre