Andrés Manuel López Obrador advirtió en agosto que si Morena se echaba a perder, renunciaría a su militancia y pediría que le cambiaran el nombre.

En una nota que publica el portal RT se indica que en Morena actualmente hay tres grupos que se disputan la dirigencia del partido.

Según la nota, el primer grupo lo encabeza Yeidckol Polevnsky; el segundo lo lidera Ricardo Monreal, y el tercero lo dirigen Bertha Luján y Héctor Díaz Polanco.

En la nota se describe que por la dirigencia de Morena se han presentado batallas campales, padrones rasurados y hasta robo de urnas.

“A partir de esta disputa interna, se han registrado batallas campales, padrones rasurados, boletas clonadas, robo de urnas, equipos de cómputo y listados nominales, registrados en el proceso de renovación a la dirigencia del partido, tal como ocurrió a mediados de octubre en estados como Jalisco y Zacatecas”.

En la nota que publica el portal RT se indica que Andrés Manuel López Obrador ha marcado su distancia en la disputa interna del Movimiento Regeneración Nacional.

El miércoles 28 de agosto, Andrés Manuel López Obrador aseguró que si el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) abandonaba sus ideales, renunciaría a su militancia.

Afirmó que lo menos que podría hacer sería pedir que se le cambiara el nombre al partido porque Morena le dio la oportunidad de realizar la Cuarta Transformación del país.

“Si el partido que ayudé a fundar se echara a perder, no sólo renunciaría a él, sino que me gustaría que le cambiaran el nombre, porque ese nombre nos dio la oportunidad de llevar a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública; no se debe manchar ese nombre”.

Andrés Manuel López Obrador afirmó que le enviaría una carta a Morena en la que precisará que no se utilizará al gobierno para favorecer a ningún partido.

“Voy a entregarles una carta a los militantes de Morena para manifestarles mi postura, porque soy militante con licencia de Morena, y ahorita hay procesos electorales”.

“Quiero dejar en claro primero que, nosotros luchamos muchos años para que no se utilizara al gobierno a favor de ningún partido”.

“El gobierno no va a intervenir en lo que corresponde a las elecciones en Morena ni en ningún partido. Es más, el gobierno no va a intervenir en procesos electorales, no se va a utilizar al gobierno, ni el presupuesto del gobierno y los servidores públicos que participen van a tener que renunciar”.

Pidió que los militantes de Morena mantengan sus ideales y precisó que lo que acaba a los partidos es su necesidad de querer ganar como sea las elecciones.

“Mantengan sus ideales y principios, porque lo que acaba a los partidos es el pragmatismo, la falta de ideales, el buscar a toda costa el triunfo”.

E- Consulta.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre