Por Alejandra Reyes

Ante los altos costos que implican las adecuaciones como cámaras de vídeovigilancia y rastreador GPS para las unidades del transporte público, los consecionarios podrían solicitar una prórroga ante el Gobierno del Estado para cumplir con  dichos estándares, pues 120 días no serán suficientes para cubrir el gasto, pese al ya autorizado incremento de pasaje, consideró Fermín García Merino líder de la CTM.

El consecionario mencionó que aunque el gobierno hizo convenios con las empresas que ofertarán los equipos, los costos son muy elevados, pues ejemplificó que tan solo en cámaras la cifra rebasará los
30 mil, dependiendo de cuántas se tengan que instalar por unidad, a esto se sumará el gasto en botones de pánico, y GPS, cambiar el uso de gasolina por gas, entre otras modificaciones.

En este sentido pese a que los proveedores darán las opciones de pagar a plazos, dijo que ellos prefieren invertir al contado, pues de lo contrario la cifra se duplicará, no obstante reiteró que los transportistas están conscientes de que dichas medidas son un bien común, tanto para evitar el robo de las unidades como para proteger a los usuarios, por ello es necesario hacer las adecuaciones.

Por ello solicitarán un plazo extra, además de los tres meses que dio como garantía la Secretaría de Movilidad y Transporte, para que se instalen los dispositivos, pues aún con el incremento en la tarifa, el recurso podría reunirse el año entrante.

Además de ello señaló que los dispositivos tendrán que estar conectados al Complejo Metropolitano de Seguridad, C5, sin embargo, este aún no cuánta con el personal para tener el control de la ciudad, aunado a las 2mil unidades de transporte que estarán vinculadas, por lo cual la prórroga también permitirá a la dependencia prepararse para darse a basto.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre