El gobernador del estado de México, Alfredo del Mazo Maza, y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, pusieron en marcha en este municipio la estrategia nacional de protección Puertas Violetas para atender y acompañar a las mujeres y a sus hijos víctimas de violencia de género. Este es el primer proyecto de este tipo operado por un gobierno estatal en el país, expresó el mandatario mexiquense.

Del Mazo Maza agradeció a Sánchez Cordero haber confiado en el estado de México para iniciar este proyecto, que forma parte de la Estrategia Nacional de Protección Integral para Mujeres, Niñas, Niños y Adolescentes que Viven Violencia Basada en el Género.

Este plan se convierte, dijo, en claro ejemplo del trabajo coordinado entre los tres órdenes de gobierno (federal, estatal y municipal) en un tema tan importante, sensible y prioritario para los mexicanos, como atender la violencia contra las mujeres.

Explicó que la estrategia del gobierno federal se basa en tres líneas de acción; la primera será orientar y auxiliar a mujeres que sufren violencia por medio de la Puerta Violeta Externa de Atención.

La segunda consiste en resguardar y restituir los derechos de las mujeres en riesgo y de sus hijos con la Puerta Violeta Interna, que les ofrecerá refugio seguro de ubicación confidencial. La tercera será complementar la capacidad de respuesta de la policía de género estatal y municipal con atención especializada y reacción efectiva mediante llamadas de auxilio.

Además, en el plan de Puerta Externa las víctimas de violencia encontrarán acompañamiento legal, orientación sicológica y asesoría jurídica en demandas de guardia y custodia de menores, así como en pensión alimentaria y divorcios.

En la Puerta Violeta Interna se ofrecerá a las víctimas hospedaje, alimentación, servicios educativos, médicos y legales, seguimiento legal de la denuncia, apoyo sicológico y capacitación para el autoempleo. También atenderá, por primera vez, a personas con discapacidad.

En la Puerta Interna, destacó Del Mazo Maza, también se dará seguimiento puntual a los casos y se apoyará a las mujeres que busquen empleo con capacitación, ayuda económica temporal, asistencia educativa para ellas y sus hijos y trámites de medidas de protección.

En cuanto al refugio, especificó que el estado de México ya suma seis albergues para mujeres víctimas de violencia. La entidad cuenta con la primera casa de transición, en el municipio de Naucalpan, donde se aloja a mujeres que están en recuperación luego de abandonar los refugios y se les alista para integrarse a una vida libre de violencia.

El mandatario estatal afirmó que la estrategia nacional que impulsa el gobierno federal ofrece una respuesta integral en el combate a la violencia de género, por lo que subrayó la labor del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y de la Secretaría de Gobernación (SG), a cargo de Sánchez Cordero.

Remarcó que en el plan federal confluyen, además de la SG, las secretarías de Seguridad, Bienestar y Salud, así como la Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, el Instituto Nacional de las Mujeres y autoridades estatales y municipales, que deberán mejorar los protocolos y mecanismos de la alerta por violencia de género.

Alfredo del Mazo mencionó que con el programa se busca consolidar la profesionalización de la policía de género, impulsar la perspectiva de género en los tres órdenes de gobierno, combatir la discriminación contra las mujeres y fortalecer prácticas culturales que promuevan la inclusión y el trato igualitario, entre otras medidas.

En su momento, Olga Sánchez Cordero reconoció el compromiso y voluntad del gobierno mexiquense para impulsar acciones en defensa de los derechos de las mujeres, adolescentes y niñas.

Ponderó que a fin de impulsar políticas públicas que garanticen una vida libre de violencia a las mujeres es fundamental la coordinación entre gobiernos y sociedad civil, pero lo más importante es dejar de lado intereses políticos.

Respecto a la operación del primer modelo de casa de transición para mujeres víctimas en proceso de recuperación, Sánchez Cordero expresó: Yo quisiera que este modelo implementado en el estado pudiera replicarse en otras entidades de la República.

Pidió a las mujeres a que cuando ingresen a la casa de transición aprendan oficios, porque es una posibilidad para ganarse la vida y no tener que regresar a un espacio de violencia.

Sánchez Cordero reconoció que hay mucho por hacer y sabemos también que podemos hacerlo mejor cuando trabajamos todos en una forma coordinada. Gracias a este trabajo conjunto, las mujeres mexiquenses pueden aspirar a una vida en libertad.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre