Chilpancingo, Gro. Esta mañana campesinos amapoleros de las comunidades de Campo Morado, Las Juntas, y El Durazno, del municipio de Heliodoro Castillo, ubicadas en el Filo Mayor de la Sierra Madre de del Sur, estuvieron a punto de retener a dos helicópteros fumigadores del Ejército Mexicano.

Los campesinos advirtieron ayer por medio de un video que si el gobierno federal sigue fumigando por aire sus plantíos, que entonces van a derribar los helicópteros.

Vía telefónica los inconformes aseguraron que sorprendieron alrededor de las 8 de la mañana, en un río ubicado cerca del cerro de Teotitepec, a los soldados que cargaban en dos helicópteros el líquido para la fumigacion.

Señaló la fuente: “les gritamos que ya no queríamos que fumigaran por aire los plantíos de amapola , que lo hicieran por tierra, porque estaban envenenando el río y también provocaban enfermedades a los niños”.

De inmediato pusieron en marcha los helicópteros, y ya no se quiso exponer a los compañeros, debido a que las hélices de las dos naves provocaron temor entre los cerca de 50 campesinos que protestaban.

Los habitantes demandaron al gobierno federal y estatal una audiencia para resolver el problema de las fumigacionesa los plantíos de amapola, y reiteraron su advertencia de que van a derribar las aeronaves que sean sorprendidas.

“Que no despierten el fantasma del maestro Lucio Cabañas, en la sierra de Guerrero”, recalcaron.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre