Fuentes policíacas revelaron que poco antes del mediodía, llegó un reporte al número de emergencias 9-1-1 sobre un hombre que realizaba disparos en la citada colonia, aparentemente también ejercía violencia familiar.

En el mencionado sitio, poco después se registró una persecución que hacían policías municipales como estatales, tanto en patrullas como a pie, sobre la calle Jacarandas casi esquina con Tabachines.

Los uniformados lograron metros adelante la captura de un sujeto que portaba un arma de fuego y un chaleco antibalas; el detenido fue acusado de llegar de manera violenta al domicilio de su expareja para exigirle a pedradas y a balazos que le entregara a sus hijos, indicaron vecinos que atestiguaron el proceder del varón.

Cuando los uniformados lo detuvieron, el hombre se ostentó como policía, pero no precisaron de qué corporación.

El acusado fue llevado a las instalaciones de Rancho Colorado y aunque la Secretaría de Seguridad Ciudadana confirmó los hechos, indicó que espera indicaciones del área jurídica para precisar los delitos por los que sería puesto a disposición de las autoridades ministeriales; por lo que más adelante daría mayor información sobre el caso.

Con información de El Sol de Puebla

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre