Una mujer de 23 años abandonó en un solar baldío de Nuevo Laredo, Tamaulipas,, el cuerpo de su bebé de 7 meses de gestación, luego de que tuviera un parto espontáneo. El hospital que la atendió tras tener una hemorragia reportó la situación a las autoridades ministeriales y así dieron con el neonato en Nuevo Laredo. La joven madre fue identificada como Jessica, quien aseguró que no sabía que estaba embarazada, por lo que al sentir los dolores de parto no supo qué hacer, y tras prácticamente dar a luz de manera espontánea, el cuerpo de su menor hija salió sin vida. PUBLICIDAD Te recomendamos: Ganó el aborto clandestino La joven presentaba 34 semanas de embarazo y llegó al Hospital Civil de Nuevo Laredo sangrando, pero al notar que no cargaba con su bebé, autoridades del centro médico llamaron a la Policía Investigadora. Te recomendamos: Eduardo Verástegui presentará en Tampico película contra el aborto Tras la entrevista de los efectivos con la joven, ella explicó que no supo qué hacer tras su parto y dejó abandonado el cuerpo en un predio abandonado, cerca del río Bravo, en la colonia Roma II, donde ella reside junto a su familia. Por ahora las autoridades ministeriales están investigando si se trató de un parto espontáneo, cómo aseguro la joven madre, o bien si fue inducido.

 

VÍA MILENIO

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre