De acuerdo con el reporte de La Prensa, el festejo se llevó a cabo en el Colegio de Jurisprudencia, ubicado en el cruce de las calles República de Venezuela y San Ildefonso, en la colonia Centro de la Ciudad de México (CDMX).

Luego de un reporte que alertó malestares físicos entre los asistentes, ambulancias de la Cruz Roja Mexicana, del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) y de Protección Civil de la alcaldía Cuauhtémoc se trasladaron hasta ese punto del Centro Histórico para la atención de la emergencia.

A su arribo, los cuerpos de emergencia se encontraron con decenas de personas a las afueras del Colegio, quienes con todo y atuendo de gala intentaban recuperarse del vómito, náusea y dolor de cabeza provocado por la ingesta de alcohol de mala calidad.

De los 50 intoxicados, 10 tuvieron que ser trasladados a un hospital para la atención oportuna de sus malestares, luego de que los paramédicos determinaron que su estado de salud no era el mejor.

La mayoría de los 300 invitados logró recuperarse de las afectaciones y abandonó la fiesta por su propio pie. Eso sí, en los rostros de los graduados no pudo evitarse un gesto de decepción y tristeza por la desafortunada manera en la que terminó la que tenía que ser una de las noches más especiales de su vida.

De acuerdo con reportes extraoficiales, la causa del desafortunado evento fue la ingesta de champaña de mala calidad, misma que habría sido ingerida por la mayoría de los asistentes al momento del tradicional brindis.

Fuente: SDP noticias

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre