La probable delincuente fue tundida a golpes por vecinos de San Jerónimo Caleras

Angélica N, de 20 años de edad, la mujer tundida a golpes el pasado 30 de diciembre luego de que fuera sorprendida robando en un domicilio de San Jerónimo Caleras, fue enviada a prisión luego de que un juez de control calificara de legal su arresto y la sujetara a investigación por el delito de robo agravado.

En audiencia, tanto el agente del Ministerio Público como la defensa de la acusada exhibieron diversos datos de prueba, sin embargo, el juez de la causa halló suficientes elementos para considerar que la imputada participó en el intento de robo a domicilio del que se le acusa.

Por lo anterior, el jurista que en una audiencia previa había calificado de legal el arresto de Angélica, también decidió vincularla a proceso por robo agravado.

Ante tal situación, el togado ordenó que la joven fuera llevada a prisión bajo la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, de tal manera que Angélica N, deberá continuar en prisión hasta que se determine su situación jurídica. En este sentido, el juez concedió plazo de dos meses para investigación complementaria.

La madrugada del pasado 30 de diciembre, vecinos de la colonia Lomas de San Jerónimo tundieron a golpes a una presunta ladrona de casa habitación, quien junto con otros sujetos irrumpió en un domicilio de la zona para tratar de apoderarse de diversos objetos; al no lograrlo fue descubierta, retenida y entregada a las autoridades.

Aunque inicialmente la acusada dijo llamarse Mónica, más tarde ante las autoridades reveló que en realidad respondía al nombre de Angélica N, de 20 años de edad, quien junto con sus cómplices ingresó a una vivienda del Camino Real a San Cristóbal.

El dueño de la casa fue quien al sorprenderlos alertó a otros vecinos los cuales salieron en su ayuda, de tal manera que alcanzaron y retuvieron a la joven mientras que los otros implicados se dieron a la fuga.

Una vez que la presunta ladrona estuvo en poder de los colonos, estos trataron de hacer justicia por propia mano, sin embargo, la intervención de los elementos de la policía municipal evitó una situación mayor.

EL SOL DE PUEBLA.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre