Confirma diócesis que la víctima forma parte de su grupo de clérigos

La Diócesis de Tlaxcala finalmente confirmó que el sacerdote Candelario forma parte de su grupo de clérigos, además de que sí fue en su momento secuestrado y abandonado herido de bala por sus captores sobre la carretera federal a México, a la altura del municipio de Santa Rita Tlahuapan. El estado de salud del párroco aún se reporta grave.

Como este medio lo dio a conocer, el presbítero fue privado de la libertad, para después ser abandonado en dicha carretera, luego de que sus familiares pagaron el rescate. Sin embargo, no conformes, los delincuentes lo hirieron de cuatro balazos y lo abandonaron a su suerte.

Fue la tarde del pasado lunes, cuando se reportó que en el kilómetro 48+200, colindante con el Estado de México, había una persona lesionada con dirección a San Martín Texmelucan.

Fueron automovilistas quienes reportaron a la estación de Chalco de la Guardia Nacional, sección Carreteras, que había una persona herida.

Los primeros en llegar fueron los elementos de la policía municipal de Santa Rita Tlahuapan, quienes confirmaron el reporte y solicitaron una ambulancia debido a que había una persona en la cuneta de la carretera federal, misma que estaba lesionada.

Al llegar los paramédicos de SUMA atendieron a un masculino de aproximadamente 40 años de edad, mismo que se identificó con el nombre de Candelario, quien tenía cuatro heridas provocadas por impactos de arma de fuego.

Tras brindarle los primeros auxilios, fue trasladado inmediatamente a un hospital de la región para su atención médica.

La víctima fue encontrada en el paraje conocido como “El Pipirín”, en inmediaciones del municipio de Santa Rita Tlahuapan.

Al cierre de la edición, el hombre permanecía internado en un hospital de la región, donde era custodiado por elementos de la Guardia Nacional, tras dar a conocer que había sido víctima de un secuestro.

En un primer momento, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tlaxcala aseguró que no tenía conocimiento de un secuestro, sin embargo, la dependencia agregó que daría inicio a una carpeta de investigación.

Este martes, la Arquidiócesis del Estado de Tlaxcala, mediante un comunicado de prensa, confirmó el secuestro y el estado de salud del clérigo, mismo que se reporta como grave.

La fuente eclesiástica agregó que es un cura de la comunidad de Escolapias, a quien le manifestó su solidaridad así como a su familia del sacerdote identificado como Candelario.

El sol de Puebla

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre