Quijano Hernández, de 22 años de edad, amaba a los animales y hacía servicio social el Hospital General de Cholula, donde conoció a José Antonio Parada Cerpa, quien también era colombiano y estudiaba en la UPAEP de intercambio.

La joven de 22 años era la hermana mayor de la familia Quijano, de acuerdo con las redes sociales de Ximena.

La UPAEP condenó los hechos al decir que los jóvenes fueron “vilmente asesinados, junto con otros jóvenes, durante el fin de semana en el municipio de Huejotzingo”.

Algunos de los comentarios de la comunidad UPAEP pidieron justicia para la joven y los otros tres involucrados en la masacre de Huejotzingo:

“Qué tristeza que nuestros jóvenes, quienes buscan un futuro mejor para nuestro país estudiando y siendo útiles a la sociedad, encuentren un final tan violento, oremos por sus familias y cuida Señor a nuestros hijos que se encuentran estudiando lejos de su hogar”.

El hallazgo del cuerpo de la estudiante colombiana y de tres jóvenes más fue la mañana de este lunes, aproximadamente a las 10:20 horas, cuando elementos de la Policía municipal de Huejotzingo fueron alertados de la presencia de tres cuerpos en la zona de terrenos de cultivo en Xalmimilulco, lo que generó una movilización policiaca de elementos municipales y estatales.

A su arribo, los uniformados confirmaron el hallazgo de cuatro cuerpos con lesiones de arma de fuego, entre ellos el de Ximena Quijano Hernández, los cuales ya no contaban con signos vitales; por lo que los elementos acordonaron la zona para que de personal de la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios de la Fiscalía General del Estado (FGE), realizaran las diligencias correspondientes de levantamiento de cadáver.

Con información de Diario Cambio

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre