Datos del Coneval apuntan que hasta el año 2015, la demarcación contaba con un rezago social clasificado como alto, en tanto que estadísticas del IFT, refieren que hasta 2019 en Hidalgo solo la mitad de la población contaba con acceso a internet y dispositivos móviles inteligentes.

Pese a dicho panorama que plantea diversas dificultades para el desarrollo óptimo de las actividades educativas, en tiempos de Covid-19, algunos docentes y padres de familia no se han dado por vencidos y por el contrario, buscan la manera de superar las adversidades para que los alumnos puedan seguir aprendiendo.

Tal es el caso de la maestra de nivel preescolar Luz Aurelia Cuervo Bautista, quien ha sido reconocida en redes sociales por el empeño que imprime a su trabajo y por el cual, sus 28 estudiantes, pese a la falta de una pantalla o aparatos con internet, sí han tenido clases de manera remota durante la pandemia.

Para poder seguir llevando conocimiento hasta las casas de los niños, la docente que busca reinventarse, logró ponerse de acuerdo con los padres de familia de estos, quienes por medio de la plataforma de mensajería instantánea, WhatsApp, se trasmiten las respectivas dinámicas, tareas e incluso videos educativos que son realizados por la misma profesora.

Cada día, en punto de las 17:00 horas, la maestra Luz Aurelia se conecta a la app, en tanto que los padres y alumnos, quienes en su mayoría no cuentan con un celular óptimo o conexión a la web, se las ingenian para hacer lo propio. Algunos piden un móvil prestado, muchos otros se enlazan a internet por medio de la red de la clínica de la localidad, la cual tiene acceso libre al wifi.

Es de esa forma que han dado continuidad al curso correspondiente, esquema por el cual incluso, la docente no dejó de festejar y dar una sorpresa tanto a sus estudiantes como a las mamás en sus respectivos días festivos.

El 30 de abril, para los pequeños grabó un video vestida de payaso y les cantó Las mañanitas. El 10 de mayo, hizo otra grabación en la que realizó un sketch del célebre personaje del cine mexicano “La india María”.

La profesora enfatizó en entrevistas para algunos medios que la situación “agarró a todos de sorpresa”, pese a lo cual no ha tirado la toalla y ha preferido ver el lado positivo de la situación, por más mínimo que sea.

“Esto nos permite a los maestros reinventarnos, buscar siempre otras alternativas, no dejarnos intimidar, debemos ser más abiertos a nuevas experiencias, a dejar de lado el miedo a los medios. Tiene uno que dejar la pena para poder grabar el material didáctico”

Con información de Excélsior

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre