La noticia cayó en medio de las dudas que rodeaban al gladiador de origen mexicano sobre la lesión en el ojo que le causó Seth Rollins hace un par de semanas y que su estado de salud estuviera en riesgo.

El futuro del dueño del 619 con la empresa que comanda Vince McMahon era incierto, ya que su contrato finalizó el pasado 15 de mayo y aún no llegaban a un acuerdo.

Es por eso que algunos reportes cercanos a la WWE señalaron que la lesión en su retina derecha fue una forma fácil de sacar a Rey Mysterio de los eventos televisivos.

También se ha especulado que su retiro de los encordados sea una estrategia para dejar su legado a su hijo Dominik, quien se encuentra listo para hacer su debut como profesional.

Con información de Diario Cambio

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre