Con ayuda de imágenes satelitales, la NASA descubrió el desplazamiento de superficie que sufrió México tras el fuerte sismo del 23 de junio.

México se desplazó casi 45 centímetros a consecuencia de la fuerte sacudida que provocó el sismo de magnitud 7.5 que se registró el pasado 23 de junio, con epicentro en Oaxaca.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) hizo este descubrimiento a través de su Programa de Desastres de Ciencias Aplicadas de la Tierra.

NASA muestra mapa del desplazamiento que sufrió México

A través de su cuenta de Twitter, la agencia espacial señaló que tras el potente movimiento telúrico, comenzó a estudiar sus efectos con ayuda de datos e imágenes captadas por el satélite japonés JAXA ALOS-2.

Los científicos compararon instantáneas del 31 de marzo con imágenes del 23 de junio, día en que ocurrió el temblor.

Los resultados mostraron discrepacias a partir de las cuales se concluyó que la superficie del país había sufrido un desplazamiento.

En Twitter, la NASA publicó un “mapa de desplazamiento” en el que se puede apreciar el movimiento del territorio afectado.

“Este mapa de desplazamiento de superficie, que usa datos de @JAXA_en, muestra un desplazamiento de casi 0,45 metros cerca del epicentro”.NASA.

Potentes sismos son capaces de modificar la inclinación del planeta

Además de los daños en edificios e infraestructura, es común que sismos como el del pasado 23 de junio en México dejen secuelas de mayor magnitud, debido a la enorme cantidad de energía que se libera.

Otro ejemplo relevante es el del potente terremoto de magnitud 8.8 que se registró en Chile hace 10 años, pues provocó que los días se hicieran más cortos en 1.26 microsegundos. Sumado a ello, la inclinación de la Tierra se vio modificada en 7 centímetros.

Es posible que en más efectos del sismo magnitud 7.5, imperceptibles a simple vista, sean descubiertos en fechas posteriores por la NASA, que sigue estudiando el fenómeno, generado mapas de desplazamiento de superficie con datos satelitales de la región, provenientes del  radar de apertura sintética (SAR) de la Agencia japonesa de exploración aeroespacial(JAXA) ALOS-2.

SDP NOTICIAS

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre