En rueda de prensa el subdirector de Vigilancia Epidemiolólogica Fernando Huerta Romano dio a conocer que 57 personas relacionadas con la atención médica han muerto hasta el corte del 5 de julio por COVID-19.

Asimismo detalló que la mayoría de estas defunciones fueron médicos, pues 40 de estos perdieron la vida en el cumplimiento de su deber y seis enfermeras, aunque el resto de los fallecidos que se dedican al área de la salud, fueron omitidos sus ocupaciones en este sector.

Esto quiere decir que solo el 4 por ciento de las defunciones registradas en la entidad es de este sector de la población, toda vez que de los mil 680 muertes en el estado, solo 57 han sido de personal médico.

Con información de Diario Cambio

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre