Zacatecas. Familiares de la enfermera Esthela Yesenia Torres Rodríguez, quien murió de Covid-19 la tarde del domingo 26 de julio en el Hospital General del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) de esta ciudad, denunciaron que no les entregaron el cadáver de la empleada debido a que sus restos se los llevaron los parientes de otra víctima de coronavirus, quienes ya habían autorizado su incineración a una funeraria.

Los familiares de Esthela se enteraron del error el mediodía del lunes 27 de julio, cuando se le pidió a uno de ellos bajar al anfiteatro del nosocomio para que identificara el cadáver, como paso previo para su entrega.

En ese momento había tres mujeres, pero ninguno de los cuerpos era el de Esthela. El personal notificó entonces a las autoridades del hospital que el cadáver de la trabajadora de la salud ya no se encontraba allí, pues aparentemente empleados del turno anterior entregaron por “error” el cadáver a los familiares de otra víctima de Covid-19.

Este martes, con la publicación en redes sociales de una carta en nombre de la propia Esthela Yesenia, los deudos, indignados, comenzaron una campaña para denunciar el hecho y pedir castigo para los responsables:

“ Esta soy yo, Esthela Yessenia Torres Rodríguez, una enfermera del estado de Zacatecas dedicada a mi labor, traté con amor a mis pacientes e hice muchos amigos que ahora forman parte de mi familia”.

“Lamentablemente el día 26 de julio de 2020 perdí la batalla, fallecí a causa de la pandemia que está cambiando vidas en todo el mundo. Un familiar acudió al ISSSTE a reconocerme, pero se llevó la sorpresa de que mi cuerpo estaba desaparecido. Les dieron mil explicaciones, entre ellas una equivocación en la entrega de cuerpos, inclusive les dijeron que me habían incinerado, pero no pueden comprobar a mi familia que realmente soy yo”, dijeron.

Este mismo martes Karla Valdez, presidenta de la Comisión de Salud en el Congreso del estado, calificó el extravío del cadáver de la enfermera, de “una atrocidad”, e informó que ya está asesorando a los familiares de la víctima, para interponer denuncias ante el Ministerio Público.

“Como médico le digo, todos sabemos que hay protocolos estrictos para el manejo de cuerpos y su entrega a los familiares. Es inconcebible que se pierdan cadáveres, el daño a la familia es irreversible, incuantificable, no podemos en el sector salud estarnos equivocando con estas situaciones”, dijo en entrevista con La Jornada.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre