Los expertos de la ONU mostraron su preocupación por el alto nivel de irresponsabilidad e impunidad

Más de 40 expertos en derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidieron en un comunicado conjunto una investigación pronta e independiente para identificar a los responsables de la explosión de casi 3,000 toneladas de nitrato de amonio ocurrida en el puerto de Beirut el pasado 4 de agosto, en la que murieron 171 personas y más de 6,000 resultaron heridas.
La investigación “debería estar protegida de cualquier influencia indebida”, y sus responsables deberían tener plenos poderes “para examinar cualquier fallo sistemático de las autoridades y las instituciones libanesas”, señaló el comunicado.
Los firmantes, entre ellos numerosos relatores especiales de la ONU, mostraron en el documento su preocupación por “el alto nivel de irresponsabilidad e impunidad” en torno al accidente, que además de las víctimas ha causado daños materiales por valor de 15,000 millones de dólares, según han comunicado las autoridades libanesas.
El comunicado pidió además a las autoridades libanesas que sigan permitiendo las protestas pacíficas en las que se garantice la protección de manifestantes y periodistas, como las que la semana pasada llevaron al Gobierno a anunciar su dimisión en bloque, aunque sigue ejerciendo en funciones.
También subrayó la necesidad de informar a la población de Beirut sobre los niveles de polución que podría haber tras la explosión, dado que ésta liberó en el aire óxido nitroso y otros gases potencialmente tóxicos.
El accidente y sus consecuencias, subrayaron los expertos, han resaltado los problemas del Líbano, entre ellos el déficit democrático y la persistente “corrupción generalizada”.

Con información de EFE.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre