Esta situación golpeó a todos los sectores, pero sin duda la gente sin acceso a Internet resulta más afectada pues les es complicado mantener comunicación con los maestros.

Ante todo este escenario multifactorial, un maestro de Tlacotepec decidió tomar al toro por los cuernos y dio clases en la banqueta, para que el virus no permanezca encerrado. Aunque no son muchos los alumnos que asisten sí marca una diferencia y un interés sobresaliente en acompañar y enseñar a sus alumnos.

El maestro fue encontrado afuera de la escuela Ignacio Zaragoza en el centro de San Marcos Tlacoyalco, comunidad de Tlacotepec solo con un pizarrón y unas sillas.

Con información de la Red López Díaz

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre