Comenzó en el Everest y continuó en el K2 para culminar en la Kanchenjunga (todas en Asia) usando oxígeno suplementario para alcanzar su meta, arrebatándole el puesto al hombre que en 2009 hizo el mismo recorrido en 2 años y 2 días.

Con ello, Viridiana no sólo es la persona más veloz en subir los picos más altos que existen, sino que también se posiciona como una de las mejores alpinistas en el mundo, pues la K2 es de las montañas más peligrosas. En consecuencia, espera de que de ahora en adelante le cueste menos trabajo conseguir patrocinios; una labor, dice, más dura que la de escalar.

“Fue una prueba de que los sueños no tienen que ser sueños de toda la vida y que cualquiera que se lo proponga puede lograr hasta lo que se consideran metas inalcanzables, como lo es romper un récord mundial”
Viridiana Álvarez, alpinista
Lo anterior, debido a que el alpinismo no es un deporte tan popular como el futbol, sumado a que es mujer, una condición que desde siempre la ha obligado a demostrar doblemente el trabajo que hace: “He tenido algunas críticas, me han cuestionado mis credenciales y mi preparación, así que esta montaña la escalamos todas”, dice.

La primera vez que Viridiana Álvarez, originaria de Aguascalientes, escaló una montaña alta, fue en México. Subió el Citlaltépetl, mejor conocido como Pico de Orizaba, en Veracruz, y todo gracias a una meta que se propuso de hacer más ejercicio y correr un maratón.

Sin embargo, su carrera ahora se ve detenida debido a la actual pandemia de coronavirus que le ha impedido cumplir su más cercano objetivo: escalar las catorce montañas más altas del mundo, que superan los 8 mil metros de altitud por encima del nivel del mar. Hasta el momento lleva sólo cuatro.

Con información de SDP Noticias

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre