De acuerdo con El Sol de Puebla, el diputado local del PT, José Juan Espinosa Torres, promueve la propuesta de reformar a los artículos 37, 67, 68, 217, 265 y 272 del Código Penal para castigar la violencia sexual contra menores de edad, la cual ingresó el 2 de septiembre a la Comisión de Procuración y Administración de Justicia para su análisis y resolución.

La propuesta consiste en aplicar el tratamiento de inhibición sexual que deberá ser ministrado de forma permanente y proporcionado por la Secretaría de Salud del Estado de Puebla.

José Juan Espinosa Torres busca reformar el artículo 217 para establecer que, al realizar actos sexuales o de exhibicionismo corporal con fines lascivos o sexuales, reales o simulados; al responsable de este delito se le impondrán, tratamiento de inhibición sexual, además de siete a 12 años de prisión y multa de 800 a 2 mil 500 días de salario.

En el artículo 265 se señala que, si además de ser mayor de tres años en referencia a la víctima, es su pariente por consanguinidad, afinidad o civil; su tutor, curador o tenga alguna representación sobre ella, habite en su mismo domicilio, sea su docente, consejero espiritual, o de alguna forma ejerza influencia moral, física, psicológica o económica en la víctima, se sancionará con el tratamiento químico y prisión de cinco a diez años, además de multa de 100 a 350 Unidades de Medida y Actualización (8 mil 688 a 30 mil 408 pesos).

En el caso del artículo 272, la propuesta de Espinosa Torres refiere que, si la cópula (acto sexual) se comete a la persona privada de razón o de sentido, o que por enfermedad o cualquier otra causa, no pudiera resistir, y que la cópula sea con persona menor de 12 años, se impondrá el tratamiento, de diez a 40 años de prisión y multa de 120 a mil 200 UMA.

El diputado argumentó que la Constitución federal no contempla la prohibición de aplicar tratamientos que pudieran inhibir el deseo sexual, como sí prohíbe las penas de muerte, mutilación, infamia, la marca, los azotes, palos, el tormento de cualquier especie, la multa excesiva, confiscación de bienes y cualesquiera otras penas inusitadas y trascendentales.

Finalmente consideró necesario proteger el bien jurídico tutelado hasta que se inhiba la comisión de delitos que ataquen la libertad sexual de los menores.

Con información de:  El Sol de Puebla

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre