Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) señaló que estos nuevos requisitos se prepararon desde 2017 y estaban listos para implementarse en 2018.

Sin embargo, los concesionarios solicitaron una prórroga al inicio de la administración.

La implementación de la nueva norma implica para los gasolineras la compra de nuevas bombas, así como cambios en su programación.

“Esta norma permite revisar más a fondo y con el software darse cuenta de las irregularidades”, expresó Sheffield.

La prórroga que concedió el gobierno federal concluye en octubre, por lo que, para entonces deberán estar listas todas las gasolineras.

Sin embargo, algunas están pidiendo otra prórroga, lo cual, adelantó el titular de la Profeco, no será posible, pues tuvieron más de cinco años para la entrada en vigor.

Algunas franquicias como Oxxo gas, están ya por llegar al 100% de los cambios necesarios para cumplir con ella.

Por su parte, el presidente recordó que el objetivo es defender a los consumidores.

“Los que protestan por esta medida entiendan que se les dio la oportunidad y que, aunque muchos cumplieron, otros no y van a ser verificados porque tenemos que defender a los consumidores”, señaló.

De acuerdo con la Profeco, esta semana se rebasaron las 300 denuncias en la Fiscalía General de la República por diversas irregularidades en gaseras y gasolineras.

Con información de Publimetro

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre