Pacientes que se han infectado y recuperado del Covid-19 reportan caída del cabello.

Doctores y profesionales de la salud han reportado un número mayor de personas con pérdida del cabello, lo cual podría estar relacionado con el nuevo coronavirus.

De forma sorprendente, esta pérdida del cabello afecta tanto a personas que contrajeron el virus, como a las que no se han enfermado.

Esto se debería a que, aún en tiempos normales, las personas desprenden gran cantidad de pelo cuando experimentan sucesos con altos niveles de estrés, como enfermedades, cirugías o traumas emocionales.

De acuerdo al San Francisco Gate, las personas que se recuperan de la enfermedad presentan la caída del cabello no del virus en sí, sino del estrés fisiológico al que se someten durante la peligrosa enfermedad.

Muchas personas que no han contraído el virus, presentan el mismo síntoma debido a estrés relacionado con pérdida del trabajo, problemas financieros, muertes de familiares y toda la gama de problemas relacionados con la peor pandemia en un siglo.

Médicos estadounidenses reportan que, de jamás haber tenido un paciente con pérdida del cabello por motivos relacionados con el estrés, ahora ve hasta a 20 personas semanales con esta situación.

La caída del cabello no solo afecta a los pacientes, sino a trabajadores de la salud que son la primera línea de defensa contra la enfermedad.

Incluso, los profesionales de la salud reportaron que las personas con Covid-19 que reportaron pérdida o caída del cabello, llegaron a presentar la misma en todo el cuerpo, en casos extremos, hasta en cejas y pestañas.

SDP NOTICIAS

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre