A lo largo de la semana, la moneda mexicana tuvo un avance de 69 centavos con respecto al dólar estadounidense.

México. – Impulsado por el debate presidencial de Estados Unidos y la confirmación de que el mandatario de dicho país, Donald Trump dio positivo a coronavirus, el peso mexicano tuvo su mejor semana desde el mes de mayo pasado.

De acuerdo con lo informado por el Banco de México (Banxico), el dólar estadounidense se terminó vendiendo al cierre de este 2 de octubre en 22.06 pesos, lo cual representa un recorte de 69 centavos o un 3 por ciento durante la semana.

De esa manera, la moneda verde llegó a su menor precio en el tipo de cambio frente a su contraparte mexicana desde lo registrado el pasado 21 de septiembre.

Asimismo, lo observado con el dólar al cierre de esta semana, no ocurría desde la tercera semana del mes de mayo pasado, cuando se redujo en un 1.24 pesos, pues bajó un 5.1 por ciento durante dicho periodo.

En tanto, en operaciones al mayoreo el tipo de cambio culminó en 21.65 pesos por dólar, lo cual significa una ganancia del 3.1 por ciento para el peso, con lo cual incluso se convirtió en la segunda moneda que más se apreció durante esta semana, tan solo por detrás del rand sudafricano.

Cabe destacar que la recuperación de la divisa nacional, comenzó a darse luego del primer debate entre Donald Trump y Joe Biden, del pasado martes y amplió sus ganancias, tras la aprobación dela Cámara de Representantes de EU, de un paquete de estímulo fiscal por 2.2 billones de dólares.

Asimismo, analistas refieren que el anuncio del presidente Trump en el cual informó que él y su esposa Melania dieron positivo a Covid-19, añadió incertidumbre al proceso electoral en la Unión Americana y terminó por impulsar la evolución positiva del peso.

Sin embargo, la moneda nacional continuó apreciándose este viernes, ante la expectativa de que el Banco de México pueda frenar los recortes a su principal tasa de interés, luego de que el subgobernador Javier Guzmán dijo que el espacio para recortar el objetivo es mucho más limitado, opinó Gabriela Siller, economista en jefe de banco Base.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre