Casi 2 millones de personas se sumaron al desempleo en 11 meses

0
123

Ciudad de México. El confinamiento sofocó el empleo en México durante la mayor parte del año pasado y causó el desempleo de un millón 910 mil personas a cifras de noviembre, respecto de enero de 2020, muestran datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

Las afectaciones al empleo no han sido homogéneas, frente a un sector agropecuario en el cual hay más trabajadores que a inicios de año, el empleo en los servicios colapsó. Destacan los grandes negocios por los recortes en la fuerza de trabajo. Y hay 3 millones 674 mil personas que dejaron de trabajar y buscar empleo, ya sea porque no creen encontrarlo o porque consideran que su salud se vio afectada para laborar.

Los efectos de la crisis sobre las ocupaciones tanto formales como informales se recargaron en la manufacturas, en las que se perdieron 285 mil empleos, y en prácticamente todo sector de la economía de servicios, que vio una disminución de 2 millones 347 mil trabajadores.

Como ejemplo del efecto en los servicios, únicamente en los restaurantes y en los establecimientos de alojamiento durante noviembre trabajaron 613 mil personas menos que en enero de 2020, documentó el organismo, mientras en el comercio el número de ocupados cayó en 388 mil durante el mismo periodo.

Las bajas fueron compensadas por crecimientos en otros sectores industriales, como la extracción y la construcción, pero sobre todo por los 487 mil ocupados más en las actividades primarias.

Aunque en los 11 meses de 2020 para los que hay datos aumentó en 240 mil el número de empleadores, hay 2 millones 337 mil asalariados menos que al inicio del año. Los grandes establecimientos eran los que menos trabajos concentraban a inicios de 2020 y son los negocios en los que más se ha reducido el número de ocupados con el inicio del año.

De acuerdo con los datos proporcionados por Inegi, en las grandes empresas trabajaron 4 millones 502 mil personas durante noviembre, 14.49 por ciento menos que en enero pasado. En los pequeños establecimientos se ocuparon 7 millones 493 mil, 9.75 por ciento menos que a inicios de año, y en los micronegocios 8 millones 363 mil, 3.28 por ciento menos que en enero.

La excepción fueron los negocios de mediano tamaño. En ellos aumentó 0.87 por ciento el número de ocupados durante noviembre, resultaron en 5 millones 498 mil trabajadores, 47 mil más que en enero.

A la vez, en una economía dominada por el sector informal, el número de personas que dejaron de trabajar en éste fue de un millón 50 mil; por arriba de los 859 mil que Inegi ubicó en la formalidad; estos datos a noviembre implican bajas de 3.41 y 3.58 por ciento, respectivamente, frente a los registros de enero.

Con la reducción de movilidad y espacios para trabajar, el año pasado la población no económicamente activa se disparó dadas las suspensiones de algunos trabajadores que esperaban regresar a sus ocupaciones una vez pasados los meses de contingencia sanitaria, quienes no pudieron acceder a un primer trabajo y quienes se autoempleaban.

Así, de los 3 millones 674 mil personas que se sumaron a la población no económicamente activa entre enero y noviembre, 3 millones 567 mil de ellos era población que estaba disponible para trabajar, pero no buscaba empleo por considerar que no tenía posibilidades. La amplitud de este grupo durante noviembre fue 64.41 por ciento más que al inicio del año.

También aumentó en 216 mil, 29.74 por ciento más que a inicio de año, el número de personas que no están disponibles para regresar al mercado de trabajo porque los cambios en su salud o estado físico lo impiden.

LA JORNADA

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre