El presidente López Obrador atribuyó la pérdida de empleos en México a una ola estacional de despidos por parte de empresas dedicadas la subcontratación.

México perdió en diciembre 277,820 empleos formales, informó el martes el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), rompiendo una racha de cuarto meses consecutivos con cifras positivas, impulsada por la reapertura gradual de actividades ante la emergencia por la pandemia del coronavirus.

La destrucción de puestos de trabajo en el último mes del 2020 había sido anticipada a principios de enero de este año por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien la atribuyó a una ola estacional de despidos por parte de empresas dedicadas la subcontratación, una práctica que su Gobierno busca prohibir.

“Es un mes atípico, la subcontratación despide a muchos trabajadores inscritos en el IMSS para no pagarles prestaciones y por ese motivo en diciembre, después de que veníamos mes con mes ganando en empleos, perdimos 277,000 empleos”, aseveró.

López Obrador ha impulsado una polémica reforma legal que busca prohibir a las empresas subcontratar trabajadores a terceros bajo la figura del “outsourcing” y solo autorizarla en casos puntuales, lo que ha generado malestar entre la industria privada.

Por su parte, TallentiaMx afirmó que el outsourcing no provocó la pérdida de 277 mil empleos formales en diciembre de 2020, sino la imposición del semáforo rojo de Covid-19 en la Ciudad de México y la finalización de los contratos de trabajo temporal del gobierno federal, estatal y municipal.

“Dado que la caída de empleos en diciembre sucede desde hace más de 20 años, es equivocado atribuir este fenómeno al outsourcing, un sistema laboral que en México es legal y está regulado desde 2012”, asegura el análisis “Las verdaderas causas de la pérdida de empleos en diciembre” elaborado por el órgano dirigido por Elías Micha Zaga.

El organismo recuerda que el cierre de negocios y la suspensión de actividades en todos los sectores, especialmente del turismo, servicios y restaurantes, han generado una seria disminución en el trabajo formal.

Entre agosto y noviembre, el país latinoamericano recuperó casi la mitad de los más de un millón de puestos laborales destruidos durante los primeros meses de la pandemia, de acuerdo con cifras del organismo de seguridad social de los trabajadores mexicanos, el IMSS.

Pero, a partir del 18 de diciembre la capital mexicana y sus alrededores, donde vive una quinta parte de los alrededor de 127 millones de habitantes del país, suspendió cualquier actividad económica no esencial para frenar un repunte de contagios, hospitalizaciones y muertes ligadas al COVID-19, la enfermedad del coronavirus.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre