Con amparo en mano, adolescentes de Puebla son vacunados

0
35

Tras días de espera, por fin menores de Puebla, cuyas familias tramitaron un recurso para recibir la dosis, fueron inmunizados

Antes de la pandemia lo que más disfrutaba Matías de 14 años era ir al boliche, con la llegada de la contingencia sanitaria una de sus actividades favoritas se vio pausada, pero este 22 de octubre ya tiene la esperanza de que pronto regrese, pues hoy recibió su primera dosis Pfizer para hacerle frente a la Covid-19.

Matías es un niño con Síndrome de Down, su madre, Miriam Zamudio lo acompañó en todo momento en la fila de vacunación. Promovieron el amparo para que pudiera ser vacunado desde hace un mes, pero fue esta semana cuando les confirmaron que para este 22 de octubre tendría su primera dosis.

La cita fue en el Hospital General del Sur a las 10 de la mañana y esta familia llegó alrededor de las 9:30 horas para formarse y ser de los primeros en obtener la dosis. Sin embargo, la inoculación arrancó alrededor de las 11:00 horas ya que el biótico necesitaba descongelarse.

“Hay que tener paciencia, no hay de otra, generalmente es complicado cuando tienen un niño con necesidades especiales y para nosotros es normal esperar (…) me siento bien que ya van a vacunarlo y es una pena que sea tan complicado vacunar niños ya que es un derecho que tienen nuestros hijos y espero que pronto todos los menores de edad puedan tener la dosis”, compartió Miriam.

Matías no fue el único que llegó para obtener su vacuna, fueron alrededor de 100 menores de edad que acudieron en compañía de sus padres para recibir la dosis. Algunos fueron acompañados por el padre y la madre, otros solo por un familiar y en algunos casos se vieron a los abogados que los orientaron para el amparo.

Los requisitos como en todos los casos de vacunación fueron los mismos, solo que para los menores les pidieron a los padres llevar el amparo en donde el juez avaló su vacunación.

La mayoría fueron niños de 13 años, pero también se vieron jóvenes de 17 y 18 que acudieron por su vacuna. En un gran porcentaje, estos menores son los únicos que faltan para que toda la familia esté vacunada, por tanto, se dijeron contentos y con tranquilidad por la vacuna.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre