Día de muertos en Campeche, el amor derramado en recuerdos… y limpieza de huesos

0
32

‘Seguir nuestras tradiciones para que no se pierda el cariño, el respeto a nuestros antepasados a nuestros abuelitos, pues eso nos inculcó nuestra mamá esta tradición, recordando; pues, estuvieron con nosotros y venimos a visitarlos a limpiarlos cada fiesta de ellos, es una fiesta para ellos’

El día de muertos es muy especial para los habitantes de la Villa de Pomuch, del municipio de Hecelchakán. Cada año espera el momento de reencontrarse, con sus familiares que fallecieron.

María Antonia, y Sandy Reyes se encargan de sacar 5 osarios con todo y mantel de familiares fallecidos, posteriormente los preparan todo para irlos limpiando uno a uno. Al final, dejan el cráneo, tal parece como si estuvieran lavando con amor la cara a su difunto

María Antonia Ehuan Cohuo, habitante de Pomuch:

“Seguir nuestras tradiciones para que no se pierda el cariño, el respeto a nuestros antepasados a nuestros abuelitos, pues eso nos inculcó nuestra mamá esta tradición, recordando; pues, estuvieron con nosotros y venimos a visitarlos a limpiarlos cada fiesta de ellos, es una fiesta para ellos; según nuestra creencia se vuelven a reunir con nosotros en espíritu están aquí; entonces, tenemos que venir a limpiar para que estén limpiecitos para el día de su fiesta” manifestó.

Esta tradición de limpiar huesos humanos en el interior del campo santo, no deja de sorprender a propios y extraños, los adolescentes que llegan acompañando a sus familiares comentan que toman los huesos de sus difuntos con todo respeto; pero, que serían incapaces de tocar uno ajeno.

Los turistas atónitos con su celular toman fotos y videos de esta antigua tradición .

“Para mi es algo impresionante, por qué es algo que no practica en nuestro país, para mi, los restos de una persona, así como están lo asociamos más a lo triste”

“La forma de exponerlos en las criptas después de limpiarlos, es más impresionante” dijeron los extranjeros.

La dirección de Educación Cultura y Deporte contempla hacer talleres en las escuelas para que esta tradición perdure por más tiempo, ya que con el crecimiento de religiones diferentes a la católica abandonan esta costumbre.

Deysi María Balam Hass, regidora de Educación Cultura y Deporte de Pomuch lo confirma:

“En ese tiempo le prestaba mucha atención al cambiar sus restos, mucha gente iba, ahorita estas tradiciones como que se quiere perder, porque ya hay muchos que ya son de otras religiones y ya no le toma mucha importancia a sus criptas, no van hacer sus cambios, lo dejan así abandonados por que ya son de otra religión pero los que somos de esa religión, seguimos manteniendo esa alegría ese entusiasmo, esa necesidad de llegar a platicar con nuestros seres queridos”.

La Villa de Pomuch es el único rincón de todo México prehispánico que se tiene esta experiencia de limpiar los restos humanos de sus difuntos, solo en la temporada de día de muertos y aunque no se tiene fecha exacta de cuando inició, sus pobladores mayores hablan de que cuando eran pequeños sus ancestros mayores ya venían realizando esta actividad.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre