Está prófuga la hija y presunta cómplice del matasuegros

0
34

El hombre fue detenido cuando trasladaba las cabezas humanas

Se encuentra prófuga la presunta cómplice del asesinato, descuartizamiento y ocultamiento de cadáver de sus propios padres, cuyo esposo fue detenido la semana pasada cuando pretendía deshacerse de las cabezas de sus suegros en la zona del Puente de México y quien ahora se encuentra preso en el penal de San Miguel, vinculado a proceso por el doble crimen.

Como este medio lo dio a conocer en su momento, cerca de la medianoche del pasado viernes 13 de noviembre, policías municipales de la ciudad de Puebla observaron que estaba estacionado un automóvil sobre el Bulevar Forjadores a unos metros del río Atoyac.

Al detenerse para una revisión de rutina, vieron a un hombre que llevaba una bolsa negra de las usadas para basura; al revisarla, detectaron que llevaba dos cabezas humanas, de un hombre y una mujer.

Por ello fue detenido y puesto a disposición del agente del Ministerio Público por el delito de ocultamiento de cadáver. Sin embargo, dentro de las primeras pesquisas, se supo que el sujeto identificado con el nombre de Juan Carlos, habría confesado que las cabezas eran de sus suegros, y los cuerpos estaban en la casa donde los asesinó.

Fue así que horas después peritos y agentes ministeriales de la Unidad Especializada en la Investigación de Homicidios se trasladaron hasta la vivienda marcada con el número 23 del Bulevar San Felipe de la colonia Villa Posadas.

Al ingresar al inmueble, las autoridades ministeriales se llevaron la sorpresa de descubrir efectivamente los cuerpos desmembrados de dos personas de la tercera edad, dentro del baño.

Seguir leyendo: Por una deuda de 100 mil pesos, mujer mató a su expareja en complicidad con adolescente
Fuentes cercanas al caso, revelaron que Juan Carlos no actuó solo en el atroz crimen, pues su misma esposa e hija de las víctimas, planearon y ejecutaron el asesinato y descuartizamiento de los cuerpos.

Su plan era deshacerse poco a poco de las partes, pero al ser descubierto el hombre, la mujer se dio a la fuga y hasta el momento se desconoce su paradero, por lo que ya es considerada como prófuga de la justicia.

En tanto, Juan Carlos, quien se desempeñaba como despachador en una gasolinería, ya fue vinculado a proceso y se encuentra internado en el penal de San Miguel, bajo la consigna de que el juez de control otorgó 4 meses de plazo para la presentación de datos de prueba y sea nuevamente llevado a audiencia.

Cabe resaltar que al momento los cuerpos de las víctimas no han sido reclamados de manera oficial, por lo que siguen en el Servicio Médico Forense.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre