Sentencian a 10 de cárcel a Reyes Arzate, aliado de Genaro García Luna

0
64

El magistrado de la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn, Nueva York, ratificó el castigo contra el excomandante de la Policía Federal mexicana, “La Reina”, vinculado al Secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón
Sentencian a 10 de cárcel a Reyes Arzate, aliado de Genaro García LunaLa “Reina” fue sentenciado a 10 años de cárcel.

A 10 años de cárcel por el delito de narcotráfico sentenció el juez federal Brian Cogan, a Iván Reyes Arzate, “La Reina”, ex policía federal y aliado de Genaro García Luna, Secretario de Seguridad en la presidencia de Felipe Calderón.

El magistrado de la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn, Nueva York, con su castigo a La Reina, ratificó la recomendación que le hicieron antes de la audiencia de sentencia los fiscales del Departamento de Justicia de Estados Unidos a cargo del caso.

Con base en el recuento de prensa sobre la sesión ante el juez Cogan, la defensa de La Reina se quejó de que al acusado “lo agredieron en prisión” al filtrarse información de que estaba cooperando con el gobierno de Estados Unidos con datos sobre el trasiego de drogas.

Reyes Arzate quien también está acusado por delitos de narcotráfico ya había sido sentenciado a 40 meses de prisión por la Corte Federal del Distrito Norte de Illinois, el 19 de octubre del año pasado se declaró culpable ante Cogan de los delitos de narco que le imputaron fiscales en Nueva York.

Al declararse culpable, jurídicamente Reyes Arzate buscó un arreglo con el Departamento de Justicia para obtener una castigo menos severo a cambio de información, ya que el delito de conspiración para tráfico de drogas a Estados Unidos implica el castigo de cadena perpetua.

Ante la denuncia de la defensa de La Reina de la agresión en la cárcel por chivato, el juez Cogan consultó a los fiscales y a la defensa en cuidado y tras una conversación en la sala de la Corte, pero en privado, el magistrado indicó que el acusado no era un personaje cooperante.

La explicación del juez Cogan fue una especie de algoritmo jurídico porque su colaboración con el gobierno de Estados Unidos sólo se puede hacer pública cuando Reyes Arzate se presente como testigo incriminador, como se vaticina que lo haga en el juicio por narcotráfico de su ex jefe García Luna, calendarizado para octubre de este año.

Por otro lado, exponer en la audiencia de sentencia a La Reina como un chivato y tomando en cuenta que ya fue agredido como argumento su abogado, implicaría poner en peligro su vida cuando regrese a prisión.

A través de su abogado, Reyes Arzate intentó conmover al juez para que lo sentenciara a menos años de cárcel, al señalar que además de haber sido agredido, su esposa y sus hijos lo abandonaron y lo dejaron totalmente sin dinero; en la ruina.

“Usted decidió poner en riesgo a su familia”, respondió el juez Cogan directamente dirigiéndose a La Reina y en clara alusión al involucramiento del acusado con el narcotráfico mexicano; de acuerdo al recuento reporteril de lo ocurrido en la audiencia.

El expediente judicial de Reyes Arzate, por orden del juez, quedó sellado ante la Corte, aunque el magistrado dijo que eventualmente “se revelarían estrategias”, en referencia a que se abriría el folio cuando La Reina sea usado por fiscales federales como testigo incriminador.

A la sentencia de 10 años de prisión se le tendrán que reducir 24 meses, los que lleva bajo la jurisdicción federal de Nueva York, luego de ser extraditado del estado de Illinois, pero sin que tomen en cuenta los 40 meses que previamente había pasado tras las rejas.

Bajo el mando de García Luna y por ende del expresidente Calderón, La Reina era el enlace directo entre el gobierno mexicano de entonces y agencias federales estadunidenses, en especial de la DEA.

Bajo una investigación de la Administración Federal Antidrogas (DEA) bautizada como “El Seguimiento 39”, a Reyes Arzate lo acusaron en Estados Unidos de pertenecer a una red internacional de narcotráfico; el Cártel de los Beltrán Leyva, para distribuir cocaína en Nueva York.

La acusación en Nueva York establece que en 2016, Reyes Arzate se enteró de la existencia de la investigación El Seguimiento 39, por lo que se reunió personalmente con los líderes del Cártel de los Beltrán Leyva para darles los datos lo cual le redituó un pago de 290 mil dólares.

En 2018 un juez federal de la Corte del Distrito Norte de Illinois sentenció a Reyes Arzate a 40 meses de cárcel por lo que su liberación para ser deportado a México estaba calendarizada para enero del 2021, pero el día 23 de ese mes y año se abrió el encausamiento judicial en su contra en Nueva York y fue que extraditado a territorio neoyorquino

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre