Muerte de perrito Luk abre debate sobre protección animal

0
75

En medio de la indignación, las ONG urgen a crear reglamentos municipales en la materia

Mientras continúa la investigación judicial en el caso de los jóvenes que decapitaron a un cachorro en Amixtlán que ha sido nombrado Luk, la indignación en Zacatlán y otros municipios de la Sierra Norte de Puebla abrió el debate sobre la falta de legislación municipal sobre protección a animales y tenencia responsable de mascotas, según coincidieron activistas consultados de las organizaciones Carita de Pelos y Movimiento Animalista de Zacatlán.

A pregunta expresa sobre la necesidad de la creación de la unidad especializada en la materia para la sierra norte, confiaron en que desde el pasado 14 de febrero empezó a funcionar la Unidad Especializada de Investigación de Delitos Contra los Animales de la Fiscalía de Investigación Metropolitana y, apenas desde este lunes, empezó a operar en fiscalías regionales.

Una de las fuentes confió que, desde junio de 2020, existe el Reglamento de la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado que, finalmente, se materializó con estas instancias para garantizar la justicia de los animales.

Sin embargo, destacó que, en Amixtlán, lugar donde sucedieron los hechos, no hay siquiera un reglamento de tenencia responsable o de protección a los animales. Aunque no quisieron profundizar en el tema del video difundido y los adolescentes que degüellan al lomito; se limitaron a referir que siguen las investigaciones judiciales y que la denuncia ya se ratificó por una organización no gubernamental en la capital poblana.

Precisó que, en Zacatlán, desde finales de la administración anterior existe el Reglamento de Tenencia Responsable de Perros y Gatos, sin embargo, no ha sido puesto en operatividad toda vez que no se han creado ni las figuras ni las instancias que contempla; en la sierra norte no existe otro reglamento en la materia, hasta donde saben, como ya lo hay en otros municipios como Tehuacán, la capital poblana o San Martín Texmelucan.

Por las características del hecho, señalaron, los responsables podrían alcanzar hasta 8 años de prisión, según la última modificación aprobada en el Congreso poblano, realizada en octubre de 2020, misma que endurecen las sanciones contra quienes causen dolor, sufrimiento o muerte a cualquier animal de compañía.

Otra de las fuentes consultadas consideró que podría tratarse del primer caso que también se vuelve viral en redes sociales y con atención de medios de información municipales y estatales desde la creación de estas nuevas unidades especializadas.

Por último, las fuentes confiaron que, por ejemplo, el reglamento municipal vigente en Zacatlán, desde el momento en el que empiece a operar, contempla la figura de “supervisor de bienestar animal”, quien se encargaría de la investigación de casos como el ocurrido en Amixtlán y que ocurran en el municipio de las manzanas.

Sólo para dimensionar el atraso que hay en materia de bienestar animal, las fuentes coincidieron en que no hay siquiera estadísticas que dimensionen este fenómeno, cumpliendo con la seriedad y formalidad que se requieren para sustentar o emprender acciones en la materia.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre