Tenía 13 años de edad y lo asesinaron en Xochitlán de Vicente Suárez

0
63

El crimen de este menor estaría relacionado con un presunto ajuste de cuentas

Un presunto ajuste de cuentas, sería una de las principales líneas investigación que las autoridades de la Fiscalía General del Estado persiguen, tras el atroz asesinato de Jorge Luis N. el menor de 13 años que fue brutalmente torturado y asesinado al interior de su domicilio el pasado fin de semana en Xochitlán de Vicente Suárez.

Tras darse a conocer la noticia, el hecho generó indignación y enojo entre la comunidad, los cuales a través de las redes sociales exigieron justicia y el esclarecimiento del lamentable asesinato con hazaña contra el infante.

De acuerdo con fuentes policíacas, el ahora occiso presentó un impacto de bala en la cabeza, así como múltiples golpes en varias partes del cuerpo y heridas provocadas por un objeto punzocortante, cuyo infanticida huyó del lugar tras cometer el asesinato la noche del pasado sábado en la vivienda de la familia Juárez, ubicada en zona centro del municipio.

Fue el progenitor del menor quien encontró mal herido a Jorge Luis, al regresa a su domicilio a dejarle la cena, ya que se encontraba realizando la venta de tacos en el centro de la demarcación, hecho que fue notificado a las autoridades locales.

Tras el arribo de elementos de Seguridad Pública Municipal y paramédicos nada pudieron hacer por el pequeño, reportando su deceso, dando aviso al Ministerio Público para dar paso a las diligencias correspondientes, a cargo de personal de la Fiscalía.

Tras el retiro del cuerpo de la escena del crimen, éste ingreso al anfiteatro municipal de Tecamachalco para la necropsia de ley, además de iniciar una carpeta de investigación de investigación para esclarecer el móvil del crimen.

Ayer familiares y conocidos le dieron el último adiós al pequeño Jorge Luis, a quien despidieron con globos en color blanco, luego de la misa de cuerpo presente en el Salón Parroquial del municipio, los restos del pequeño fueron colocados en el panteón de Xochitlán.

Fuentes extraoficiales dieron a conocer que un ajuste de cuentas sería la principal causa del asesinato del menor, ya que el padre del menor es plenamente identificado como distribuidor de droga en el municipio, descartando un robo a casa habitación como lo supone la familia.

Un presunto ajuste de cuentas, sería una de las principales líneas investigación que las autoridades de la Fiscalía General del Estado persiguen, tras el atroz asesinato de Jorge Luis N. el menor de 13 años que fue brutalmente torturado y asesinado al interior de su domicilio el pasado fin de semana en Xochitlán de Vicente Suárez.

Tras darse a conocer la noticia, el hecho generó indignación y enojo entre la comunidad, los cuales a través de las redes sociales exigieron justicia y el esclarecimiento del lamentable asesinato con hazaña contra el infante.

De acuerdo con fuentes policíacas, el ahora occiso presentó un impacto de bala en la cabeza, así como múltiples golpes en varias partes del cuerpo y heridas provocadas por un objeto punzocortante, cuyo infanticida huyó del lugar tras cometer el asesinato la noche del pasado sábado en la vivienda de la familia Juárez, ubicada en zona centro del municipio.

Fue el progenitor del menor quien encontró mal herido a Jorge Luis, al regresa a su domicilio a dejarle la cena, ya que se encontraba realizando la venta de tacos en el centro de la demarcación, hecho que fue notificado a las autoridades locales.

Tras el arribo de elementos de Seguridad Pública Municipal y paramédicos nada pudieron hacer por el pequeño, reportando su deceso, dando aviso al Ministerio Público para dar paso a las diligencias correspondientes, a cargo de personal de la Fiscalía.

Tras el retiro del cuerpo de la escena del crimen, éste ingreso al anfiteatro municipal de Tecamachalco para la necropsia de ley, además de iniciar una carpeta de investigación de investigación para esclarecer el móvil del crimen.

Ayer familiares y conocidos le dieron el último adiós al pequeño Jorge Luis, a quien despidieron con globos en color blanco, luego de la misa de cuerpo presente en el Salón Parroquial del municipio, los restos del pequeño fueron colocados en el panteón de Xochitlán.

Fuentes extraoficiales dieron a conocer que un ajuste de cuentas sería la principal causa del asesinato del menor, ya que el padre del menor es plenamente identificado como distribuidor de droga en el municipio, descartando un robo a casa habitación como lo supone la familia.

DEJA UN COMENTARIO

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre